El corresponsal que no entendía la ruptura Tudor

La llama de Barcelona 92 trajo a Giles Tremlett a España. Desde la última medalla hasta el cese de la violencia de ETA ha cubierto la información nacional para el diario británico ‘The Guardian’

Las canas advierten que este inglés que sorprendo junto a la máquina de café hablando de las posibilidades de UPyD, de Rosa Díez, en la cita con las urnas de este mes, casi llega a la mitad de la centena, 49. Sus ojoz azules, a juego con la camisa de la que restan dos botones, se clavan en cada mirada que tiene enfrente. Sus orejas, con forma de silla de dentista, escuchan todo lo que se quiere saber sobre él.

Periodista de vocación pero no de formación. Sus inicios fueron en la prensa amarilla londinense, cuando se era periodista firmando un contrato como aprendiz con un medio de comunicación. Visitó España sin haber cumplido veinte años. UPI contactó con él y firmó para la agencia norteamericana sus primeras informaciones sobre nuestro país. Con la llegada de la llama olímpica a Barcelona regresó a la España de Felipe González, año desde el que lleva siendo corresponsal para el tabloide británico ‘The Guardian’.

Define, con una pronunciación que a veces deja su acento inglés de lado, al periódico para el que trabaja con una cita de C.H: Scott, “los hechos son sagrados, la opinión es libre”. ‘The Guardian’, libre, propiedad de la Fundación Scott Trust, que a pesar e que elija al director del diario no interviene en las decisiones respecto a la información. Este modelo dista totalmente del modelo español, al que él se atreve a preguntar retóricamente “¿cuál es la prensa culta aquí?. Le siguen chocando cosas de España, del periodismo nacional, de cómo aún no existe una ley de transparencia de derecho a la información, como en casi toda Europa, pero no le extraña que la propuesta haya sido recogida, incumpliéndose por los últimos programas electorales del PSOE, y ahora en el de Mariano Rajoy. No confía en que se vaya a llevar a cabo, y mientras, seguirá siendo muy difícil llegar a la información de organismos oficiales. Tampoco apuesta por la viabilidad de reducir los impuestos de la que presume el candidato del PP.

En vaqueros, con cinturón, zapatos y calcetines negros, cuenta que baja al quiosco cada mañana. Bromea con la relación de amistad que le une al quiosquero y asegura que es su mejor cliente. A raíz de esto e ironizando, sonrisa en boca, narra cómo no ha podido traer bajo el brazo el diario para el que escribe porque ‘The Guardian’ desde hace poco tiempo ya no se comercializa en papel en España, “se creen que todos tenemos Ipads”.

El debate sobre el papel

La información está cambiando y ‘The Guardian’ y su director, Alan Rusbridger, son defensores de la tendencia ‘digital first’, que en tanto por cientos corresponde a ofrecer el 80% de información en la web y tan solo el 20% en papel, lo que, informativamente, asegura, como totalmente viable pero nivel de ingresos no se atreve a pronosticar ese camino positivo. El Reino Unido está respondiendo. Mientras el diario que destiñe disminuye en número de lectores, en Internet cada vez son más, ya han llegado a los tres millones, “somos un gigante”, dice su corresponsal.

Tremlett scribe desde España también para la revista ‘The Economist’, lo que provoca “una doble personalidad” a lahora de afrontar ciertos temas. ‘The Economist’ es el mejor ejemplo de que merece la pena seguir bajando a los quioscos, afirma, pues la revista vende un millón y medio de ejemplares por semana. Es exacta, la información viaja en un proceso de cambios y correcciones muy exigentes respecto a la prensa española. Se comprueba todo, al milímetro. Él, amante de la prensa norteamericana y especialmente de ‘The New York Times’ “por su rigurosidad y porque no se casa con nadie” evidencia con los gestos de sus manos, que desvelan un posible pasado nervioso que llevaba a morderse las uñas, que ese proceso tan largo de editores y correctores y los intercambios de e-mails cada hora llegan a irritar al periodista de turno.

Autor de los libros

Le gusta España. No ha pronunciado nada parecido pero va implícito tras esa barba dura que seguramente lleve desde el día anterior sin afeitarse. Sus dos libros tienen nuestro país como escenario. El primero se titula ‘España ante sus fantasmas’, lo que aún asuelan en la actualidad a la sociedad española después de más de setenta años del alto al fuego, ese vacío que cada uno llena a su medida según le convenga, “existe una discrepancia brutal sobre la historia”.

Su segundo libro se publicará traducido al castellano el próximo marzo. Gira en torno a la figura de Catalina de Aragón, la indirectamente culpable de que Inglaterra abandonase el catolicismo de la mano de Enrique VIII, el segundo monarca de la casa de los Tudor, separado de la española después de que esta no pudiese concederle descendencia masculina.

Es padre de dos hijos y tiene un perro. Se levanta a las 8.30 de la mañana y lee por encima la prensa nacional. Prepara un e-mail con destino Londres con los temas más destacados, cuatro o cinco, de los que suele entrar uno. No interesa la política española para las páginas de ‘The Guardian’ y tiene que ingeniárselas para ofrecer noticias que además diviertan al lector, una de las claves de la prensa británica ETA, el Hierro, 15M, euro, Iberia, duquesa de Alba o la lotería nacional son los últimos temas sobre los que informado. Habla del movimiento ‘indignado’ como “fascinante” a nivel personal y cuenta cómo desde su medio se ha dado voz a las distintas manifestaciones de Londres y Nueva York. Con un acento más marcado según avanzan los minutos recuerda cómo a veces tiene que buscar temas muy curiosos para conseguir que su trabajo vea el sol británico. Hace poco fue una de las noventa personas que se expuso a una prueba de cálculo sobre la edad real de tu cuerpo, 47, dos menos en realidad, pero no tiene Documento Nacional de Identidad para demostrarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s