Insidia

La cosa no empezaba mal,
incluso demasiado consenso en el primer elemento de color cuentístico.
Todos conocían las reglas del juego,
uno de ellos debía seguirlas al dedillo, le convenía,
a otro le interesaba hacer saltar al primero,
y si podía lanzar una sonrisa pícara, mejor.
El tercero tenía más margen de maniobra, que finalmente fue mínima,
y todos nos divertimos.
Reproches, guiños al pasado y pocas miradas hacia el futuro,
nervios, infografía a destiempo y preguntas como ataque,
que ya se sabe, no hay mejor defensa que un buen ataque.
Insidia la palabra más recordada de este encuentro,
para analizarlo,
y esto un poema de amor al espectáculo
y de odio por lo que podría ser,
y no será.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s