…y van dos

                                                                                                           
Mariano Rajoy en Valencia. EFE/Juan Carlos Cárdenas

Primero fue Zapatero y su ceja y ahora Rajoy mimetizándose con las gaviotas de fondo azul.

 Segundo domingo de campaña electoral.

Valencia, como para no saltar.  Los sondeos siguen imparables (imparablemente positivos). El debate entre el candidato del PSOE y el retratado ha sido recogido por las encuestas como un éxito del segundo, a pesar del cruce de niñerías en el que Rubalcaba, desde el colegio madrileño del Pilar, era el que chinchaba,  y el popular, el que saltaba, no literalmente en directo. Si Zapatero hace cuatro años sucumbió al reto de Jordi Évole de decir en directo “Bardem” para que el presentador le diera su voto, este año fue Mariano Rajoy el que acudió al encuentro televisado con una corbata regalada por El Follonero.  La oposición, a veces,  es lo que tiene, esa cómoda y descuidada actitud a contra remolque que elimina todo rasgo de liderazgo  que debe tener el otro, en singular, número uno.

Ahora, Mariano, ahora, a volar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s