Évole fue el peor casero

El café de hoy aún leyendo restos de la polémica de anoche…

Hay eventos que merecen la pena verlos solo por seguirlos a la par en Twitter. Ese es un tema que tenía pendiente para escribir, cómo Eurovisión ha recobrado su interés si tienes el hashtag de turno seleccionado para ir leyendo el chorreo de comentarios; o cómo un España-Tahití sin apenas atracción futbolera pudo ser tan divertido pegado a la pantalla. Es un nuevo modelo de ver la televisión que en mi casa, por lo menos, a veces desencadena en: “No puedes enterarte si estás con el móvil todo el rato”.

Anoche, pese a coquetear con Mejide y Zapatero unos diez minutos, cambiamos (en plural) a La Sexta para, como cada domingo, ver a Jordi Évole en televisión. Esta vez no era bajo la cabecera de Salvados, aunque por horario, rostro, forma y tono de difusión, así parecía. Este fue para mí el fallo del ‘falso-documental’ sobre el 23-F que tanto crispó a la audiencia twittera. ¡Hasta implicaron a mi pobre Chanquete! Eso sí, más joven y con ‘Begin the beguine’ de fondo en ‘Volver a Empezar’, una de mis películas preferidas, dicho sea de paso.

tej
Humor twittero

Évole a través de Salvados ha creado un pacto no escrito con la audiencia (su audiencia) basado en la verdad. Un programa que defiende injusticias y aboga por la transparencia ayer mintió a los espectadores (a 5,2 millones de personas, para ser más exactos) hasta los rótulos finales. Bueno, cuando decían lo de los tanques de Valencia (“Hacíamos pasar a los tanques varias veces por delante de la misma cámara porque sólo había cinco o seis”) ya era para que todos los de los sofás se oliesen algo.

Sin tener idolatrado a Évole pero declarándome seguidora del formato Salvados, reconozco que a mí, como espectadora, sí me gustó ver algo distinto que dejase que la reflexión personal no fuera hasta el final finalísimo, cuando algunos orgullos y la comicidad propia de la que no podemos alardear los españoles ya estaban ¿justificadamente? heridos.

Évole fue el casero que te dice que tienes plancha pero después no hay manera de encontrar la tabla, porque no hay; el que te dice que Internet está incluido y el único mega de descarga no te da ni para ponerle un e-mail quejándote. Évole fue el peor casero de una casa-marca que hasta ayer cuidó cada domingo.

Pero para mí, si consiguió que solo una persona se cuestionase el repetido “es verdad, ¿no ves que lo han dicho en la televisión?”, mereció la pena.

Mi “¡Bravo!” se lo lleva.

2 comentarios en “Évole fue el peor casero

  1. Buenas,

    Buen post Brenda, como casi todos.

    Yo no me sentí frustrado, ni enfadado. Y reconozco para mi vergüenza, que llevando 20-25 minutos me lo estaba tragando como el que más. Todavía sigo pensando en el falso documental y en cuanto a repercusión no hay otro tema del que se hable, por lo que para mi, particularmente, el programa de Evole es un gran triunfo.

    Sin embargo, me siento un poco decepcionado. Si para mi el programa había dado un giro definitivo a la creación de un formato informativo y reivindicativo en algunos capítulos, ayer volvió al más puro entretenimiento y pienso que es un paso atrás después de lo que había costado que la gente los tomara enserio.

    Como se dice en la jerga de las series americanas, han saltado el tiburón…esperemos que para bien.

    Un saludo

    Me gusta

    1. Gracias Jose:)
      Estamos de acuerdo, Évole está tan ligado a Salvados que aunque no se quisiera vincular…era inevitable (tampoco lo evitaron mucho poniéndolo a la misma hora, el mismo día y con la misma rutina) ligarlo…y decepcionarse, claro.

      Un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s