Dar una vuelta. O dos.

Siempre he tenido un cierto cariño a la expresión ‘guión definitivo’, también aplicable en femenino con ‘versión’ como sustantivo.

Y siempre ha corrido por mis venas una sangre germana que poco se ajusta al arbusto (que no árbol, que tampoco somos tantos) familiar del que procedo.

Un post más aparece la idea de ‘dar una vuelta’ a las cosas; de escuchar sobre Ramón Langa en català; de no temer a dragones sino todo lo contrario; y de mezclar piano con viento, Djs y los Beatles.

Y en ello estamos.

(Anoche en Madrid vi este espectáculo, muuuy recomendable: Deparamo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s