“Mami, ¿y los manguitos?”

No hay café hoy aunque debería, porque los sábados a las diez de la mañana no se tendría que estar donde yo he estado: tiñéndome los ojos de color Simpson para hacerme un contraste de ojos. Para contraste el de los míos con el paso de los años, que han cambiado de orientales a occidentales casi sin inmutarme, aunque en la prueba del “abre”, “abre máaaaas”, aún no parezca alemana del todo.

Ayer fue un día dramático, y no me importa reconocerlo. La botella de agua que llevaba en el bolso se abrió (maldita) y se formó una piscina en la que al menos un pie metías con nada que mantuvieses el equilibrio. Entre las (pesadas) cosas preciadas que suelo cargar en mi gran bolso (que me gustan los bolsos-cartera y me veo incapaz de utilizarlos) estaba mi Iphone, que vibró, vibró, y yo pensando que me llamaban aplacé la llamada hasta coger el tren. Nunca descolgué (añadir tono suspense).

Llegué a Recoletos y al echar mano de la cartera para pagar el billete… Hecatombe. Todo chorreaba. Me tiré al suelo, salvé el Ipad, un libro nuevo, un tupper vacío, lo intenté con la cartera pero era irremediable, y seguí hasta llegar al fondo. Allí estaba él, vibrando, pidiendo auxilio emitiendo luces intermitentes con el flash a modo “mami, ¿y los manguitos?”.

*

A pesar de esto tenía que coger el tren, pero el novísimo billete de diez euros empapado no entraba en la máquina. Maldición. Una señora, que había presenciado mi lanzamiento al suelo y el salvamento de los bañistas de mi bolso, me cambió un billete seco por el mío mojado, pobre señora, desde aquí le doy las gracias de nuevo.

Una vez en el tren pensé en técnicas de reanimación. “¡Vamos! Que has tenido niños a tu cargo, no puede ser tan difícil”, pensé. Entonces concluí en que debía sacar por mí misma todo el agua que pudiese de dentro del aparato. Coloqué mi boca al más puro estilo David Hasselhoff sobre la rendija de escucha del iphone e… Insuuuufla… Sobra decir que las caras de mis compañeros de tren en hora punta de viernes prepuente madrileño fueron un poema. Imagino que alguno me tachó de esclava de la tecnología pero qué iba a hacer. Nada sirvió, al menos de inmediato, el flash seguía haciéndome sentir muy culpable, sobre todo porque llevaba el móvil en la gabardina cruzado Serrano y pensé “bah mételo en el bolso por si acaso”. Digamos que le empujé a la piscina, y ahora no había flotador que valiese.

No tenía forma de comunicarme con mis padres, a los que tenía que avisar que iba y a qué hora llegaba. Con el ipad intenté coger wifi de los de alrededor, pero oye qué bien capado lo lleva ya todo el mundo y qué rara tenía que estar con la tablet pegada al pecho para que nadie identificase como intentaba acceder a su red. Pensé que en alguna estación, al menos en Alcalá, podría llegarme alguna de estas redes gratis que ponen los ayuntamientos para conseguir votos. Efectivamente solo en Alcalá localicé una de estas y lancé el mail de SOS que ya había escrito. No fue suficiente la línea y el mensaje nunca llego. (Música de suspense de nuevo)

El estado del paciente a esta hora es crítico en un bol de arroz, con intervenciones del especialista secador y de la rendija de la calefacción. Hoy lo desentubamos y las burbujas en las cámaras habían desaparecido, pero no respiró por sí mismo, eso sí, el flash volvió a decirme “¡culpable!” en cuanto tuvo toma eléctrica.

Seguiremos con los mismos cuidados unas horas más. No he querido meter la Sim en ningún otro aparato de momento. Esta noche acudiré a mi anual cena de reencuentro de Bachillerato, y lo haré lo más ceñida a la realidad de entonces, con llamadas y sms como top en formas de comunicarme con el universo.

Bss y cnt.

2 comentarios en ““Mami, ¿y los manguitos?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s