Benditos acrósticos

Los cafés ahora son de tarde, y las mañanas, las antiguas noches.

Mi ciclo del sueño se está reconduciendo poco a poco a su estado de bienestar natural: trabajar por las noches y contar ovejas por la mañana. Da igual la de años que me pase modificándolo, cuando tiene la mínima oportunidad de coquetear con lo trasnochado no hay escarceo que se le resista.

Hablando de escarceos (…), está siendo muy polémico el acróstico sobre Julio Iglesias que apareció en un periódico formando “Julio eres el puto amo”. Acróstico era uno de esos términos que te aprendías en clase de lengua y presumir de ello te convertía en un ninja de la lingüística (nivel LOGSE). Quizá sea la venganza de un redactor harto de escribir breves y con ansias de demostrar su don para la escritura creativa. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, que aún recuerdo jugar en una redacción con compañeros de distintas secciones a meter una palabra todos cada día. Y creedme que para meter “alfalfa” en Deportes tiene que haber mucha carambola informativa.

julioiglesias

“Bucle” fue de los términos que mejor colocamos. Incluso mi compañera Carmen, de Internacional, lo coló en una entrevista en inglés a un tipo alemán, pero ella sigue afirmando que el tipo dijo “bucle”. Que tire la primera piedra, insisto. Y utilizo una cita bíblica aún viendo lo que le supuso a Albert Rivera en Málaga hacer alusión a los pescadores, la caña de pescar, y todo lo que se ha montado a raíz de ello. Doble año electoral.

Lo de los acrósticos no es de este siglo. Un colega de facultad me ha recordado esta mañana como nuestro (grandioso) profesor de Historia Contemporánea de la Facultad nos contó las denuncias sobre Primo de Rivera y su supuesta adicción al alcohol (y lo de supuesta lo escribo por deformación, porque no creo que nadie venga hoy a reclamarme la presunción). Aquí el acróstico de 1929: http://tengoalgoquedecirt.blogspot.com.es/2013/03/primo-de-rivera-es-un-borracho.html

Definitivamente hay veces que prefiero que me den las noticias así a lo que escucho en los informativos al comer con mis padres. Esta semana hemos pasado de “Grey, cuerdas, bridas y azotes” a la polémica sobre “comerse la placenta” tras el fenómeno doula.

Papelones que había olvidado y que me llevan a hacerme la dormida sobre la mesa y a ponerme el café de la tarde.

3 comentarios en “Benditos acrósticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s