Flora asegurada

“A quien hable con emoticonos hay que cortarle el dedo”. Así de rotundo lo anunciaba el periodista de El Mundo Antonio Lucas en un ciclo de conferencias en Madrid a las que aún podéis ir a la segunda parte. Y es que la fiebre emoji cada vez va a más, incluso me ha contagiado a mí, que era lo más reacia a sustituir un : ) por una carita sonrojada, o una palabra bonita por un corazón rojo. -Claro, es que ahora el corazón es gigante y bombea-, pensaréis algunos. Claro, es que con un emoji al finalizar una frase todo lo anterior, aunque vaya cargado de tono peyorativo, se suaviza. Y si no que se lo digan a los community manager de SEUR lo contentos que te contestan cuando les vuelves a llamar incompetentes en 140 caracteres. (No es mi intención criticar a los emojitores, que aún recibo coletazos de este post de hace un año http://autenticobrendaval.com/2013/05/29/de-piropos/ ) El número de abril de Selfie llegará dedicado a la primavera, y he tenido que editar tantos textos que contenían la palabra alegría que al final he decidido que esta es la estación de las letras A, L, E, G, R, I, y A, que sirven de igual modo para formar alegría y alergia, con una tilde de regalo en la más positiva. Y como no obviamos las alergias en la revista, en la sección de tecnología se explicarán la variedad de apps que te enseñan los sitios con menos polen, cómo cuidar tu jardín o cómo hacer el odioso cambio de armario. Sí, hay apps para todo, pensaréis, pero el otro día descubrí un estudio que decía que el 80% de las apps nunca son descargadas. Y no es por ser mala, pero de verdad, es que nos toman por inútiles. Esta primavera además de pantalones cortos, festivales y el típico moqueo tenemos elecciones municipales y autonómicas a la vista, y hasta entonces decenas de promesas, inauguraciones y estadísticas que cada uno se llevará al terreno que más le convenga. Es el primer ciclo electoral en el que he escuchado “el líder de una de las oposiciones” y no oposición en singular. Bravo, Risto, nunca defraudas. Empieza a haber cosas que celebrar. Si no supiese que España no tiene tanto poder, pensaría que ha sido cosa de las lavadas de cara prelecciones la nueva medida de Whatsapp de incluir emojis que impulsen la diversidad. Esto significa que hay algo peor que el doblecheck azul sin contestar que te puede dejar tu novia en una conversación, es que cuando te deshagas en disculpas y sugieras un “¿cómo va la cosa?” siempre podrás leer un dedo con pulgar hacia abajo de todos los colores posibles. Y ahí sí que te vas a volver loco interpretando, amigo. No sabemos cómo entrará el verano, con qué siglas o nuevos partidos gobernando, pero lo que sí sabemos es que al menos en esta primavera tenemos segura la flora, “podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera” (Pablo Neruda). Esta no les interesa, desde luego 🙂 (con su permiso).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s