Bodas, periodistas y ampersands

Ya escribí… ‘Manual para (sobre) vivir (a) las bodas de tus amigas’

Un año más estamos aquí reunidos para escribir (y leer) del acontecimiento festivo del verano si tienes entre 27 y 34 años, aproximadamente: las bodas. De tus amigos, hermanos, compañeros de curro o la tuya propia, a la que probablemente llegues deshinchado de ideas originales si llevas veinte antes. Por cierto, es hora de que todos dejemos el rollito Mr. Wonderful, hay millones de tipografías y estilos deseando desempolvar el ampersand (&) para colocarlo entre vuestros nombres.
Sigue leyendo

Manual para (sobre)vivir (a) las bodas de tus amigas, primera parte

Café recordando cómo los niños le decían a Iglesias que tenía que cumplir todo lo que había prometido. Un “creo que sí” parecía no convencer a los que ni superan el metro y 20 cm. aún.

Y más vale que lo cumpla, porque en menos de lo que cree(mos) esos niños tendrán una papeleta en sus manos. Y una alianza en la otra…

Las bodas de mis amigas han arrancado, de hecho, estoy en el ecuador del año que recordaré por haberme juntado con cinco invitaciones en mi cómoda (qué término tan vintage este). En cuatro de los enlaces es ella quien es mi amiga, lo que implica tener despedida de soltera y sobrevivir a que en un mismo mes se junten boda + despedida + boda. Y como gestionar esto no está resultando nada fácil (siendo humana y mileurista), suelto, cual granos de arroz en la puerta de una Iglesia, algunos consejos para los que su año más bodil sea el siguiente. Sigue leyendo