¿Y si son las últimas?

Suena: alguna canción “nueva” descubierta en el Festival Gigante, que, aparte de alegrarnos la vuelta al cole en septiembre, hace labores de sociabilización previas al lunes de ferias en pro de la agilidad del desfile. Seguro que va más fluido si no nos paramos a reencontrarnos con vete tú a saber quien cada 10 metros porque ya le hemos visto en el botellón del parking de la Fuente de la Niña. Que-nos-gusta-un-aparcamiento-festivo-en-esta-ciudad.

Antes que nada, perdón si repito algunas ideas escritas aquí y aquí, aunque cada ferias son distintas, si ciertas cosas no se repitieran todos los años esto no tendría la misma gracia. Estoy suponiendo que a alguien estos post le hace algo de gracia, igual no : ) Sigue leyendo

De bolsas de basura, televisiones y festivales de verano

Café con canela, por sugerencia del camarero simpático del bar de abajo.

Lleva allí algo más de un año y nunca me había llamado la atención. De pronto, hace unos días la bolsa con los jerseys de mi abuelo se abrió, y una bocanada se estampó contra mí y contra mi nostalgia, como una bofetada que no esperas y a la que no puedes reaccionar al segundo. La hostia de lo imprevisto. Sigue leyendo