Bipartidista: del Gordo y el Niño

Café. Que las visitas a hospitales no cesan, sólo cambian de escenario y consejero responsable.

Saben los lectores que me ponen cara y voz que lo de ser ostentosa y caprichosa no va nada conmigo. Así que entiendan que el hecho de que llegue el día de la Lotería no me genera demasiada inquietud ni sueños ambientados en Bali desde la silla de mi trabajo.

Mi trabajo. A este punto quiero llegar.

Sigue leyendo