Mi primera vez con una grabadora

Esta tarde mientras bajaba Ingeniero Mariño una ambulancia estaba detenida en la casa más florida del centro de Guadalajara. “La casa donde vive mi primer entrevistado”, pensé de refilón. Una hora más tarde un tuit anunciaba la muerte de Carlos Santiesteban. Aquí la primera entrevista que hice en mi vida, sin retocar ni mejorar, una verdadera chapuza, pero la chapuza que me enganchó a este género. Tenía 18 años y para doña Elena Lowy valió un sobresaliente, que hoy se nubla un poquito.  Sigue leyendo